Claudio Altamiranoi.jpg

Coordinador

Claudio Altamirano

Néstor Claudio Altamirano, es un educador, escritor y documentalista argentino. 

Se recibió de Profesor de Enseñanza Primaria, especializado en alumnos con discapacidad intelectual, de la audición, voz y lenguaje. Trabajó como maestro de grado en una escuela pública primaria del Bajo Flores durante 15 años. Allí sintió la necesidad de dar testimonio sobre la historia de la vida de sus alumnos/as vulnerados socialmente. 

 

Vislumbrando el valor de la comunicación audiovisual se capacitó en el Instituto de Arte Cinematográfico. Junto a un grupo de docentes de escuelas públicas, fundó el grupo de realización audiovisual “Marina Vilte”.

 

Al tiempo que ejercía su cargo de maestro de grado, realizó documentales sobre las vidas de sus alumnas y alumnos, en los que abordó problemáticas como el abuso sexual, el trabajo infantil doméstico y la vulneración de derechos de las infancias. 

 

Su opera prima “Se alumbra la vida” (1996), que retrata la vida de una alumna víctima de abuso sexual, obtuvo el primer premio en las categorías “Mejor Documental Argentino” y “Mejor Video del Certamen”, otorgado por la Asociación Argentina de Videastas. En 1997, dirigió “El Futuro ¿será para todos?” , en el que testimonia el trabajo doméstico infantil que padeció una de sus alumnas. Por este material, recibió el segundo puesto al “Mejor Video Argentino” de la misma asociación. 

 

La prensa escrita, radial y televisiva le prodigó críticas elogiosas. Así logró una amplia difusión en los medios masivos de comunicación, lo que le permitió dar visibilidad y sensibilizar sobre las temáticas abordadas.


En 1988, publicó “Por los niños, Hechos y Derechos” editado por CTERA. Estos trabajos recibieron el reconocimiento de prestigiosos organismos de Derechos Humanos, que lo invitaron a estrechar lazos que perduran al día de hoy. Desde entonces desarrolló numerosas tareas relacionadas con el ámbito docente y la comunicación. 


Durante 2008 y 2019, se desempeñó como coordinador del “Programa Educación y Memoria del Ministerio de Educación e Innovación de la Ciudad de Buenos Aires” . En este espacio, manteniendo vivos los mismos ideales que lo impulsaron a la docencia, desplegó una política educativa sobre Derechos Humanos, e impulsó acciones para favorecer una pedagogía por la Memoria, la Verdad y la Justicia. 

 

En el año 2011 lanzó su primer libro: “Puentes de la Memoria en el campo educativo”, con prólogo de Estela Carlotto, en el que aborda líneas conceptuales que permiten construir una base teórica sobre la memoria como política de estado en el ámbito educativo. El epílogo fue escrito por el premio Nobel de la Paz, Adolfo Pérez Esquivel, y la madre de Plaza de Mayo Vera Jarach.

 

En colaboración con la Biblioteca del Congreso de la Nación, publicó en 2012 el libro “Relatos, educar en la Memoria”, prologado por Estela Carlotto. La obra recupera las voces y testimonios de los protagonistas de la historia reciente, llevados al ámbito educativo dentro de las actividades organizadas por el Programa Educación y Memoria con estudiantes de todos los niveles educativos. Se compilaron relatos de Madres, Abuelas, Nietos, Nietas y otras personalidades relevantes en la defensa de los Derechos Humanos, quienes narraron episodios que han dejado huellas en la historia argentina.

 

En 2019, reeditó varios capítulos de “Relatos”, en el que reveló los testimonios de nuevos nietos con identidades restituidas. Con el apoyo de la Universidad de Tierra del Fuego y prólogo de Estela Carlotto, imprimió “Identidad, educar en la memoria”. Esta obra fue declarada de interés por la Legislatura de la Ciudad de Buenos Aires; el Senado de la Provincia de Buenos Aires y la Legislatura de la Provincia de Tierra del Fuego.

 

Con el firme propósito de constituirse en una herramienta para una Educación en la Memoria que trascienda las fronteras y llegue a pueblos de distintas culturas e idiosincrasias, publicó en 2021 una versión traducida al idioma inglés, "Identity. A Pedagogy of Collective Memory", con el aval de la FEDUN.   

 

Sus cuatro libros invitan a reflexionar sobre el valor de la enseñanza de los derechos humanos en la escuela y su contribución a la formación de una ciudadanía crítica, comprometida con la plena vigencia de los valores democráticos.

 

En 2021, retomó la producción audiovisual con el documental “Tareferos”, filmado en la Región Nordeste de la República Argentina. Al año siguiente, realizó “Tabacaleros”, en la misma zona. Ambos trabajos dan cuenta de una injusticia social: el trabajo agrícola infantil. Sus imágenes buscan comunicar y concienciar sobre las causas que hacen posible que se vulneren los derechos de las infancias, juventudes y familias.